Ensalada de Durazno con Glaseado de Balsámico

Home/Recetas, Uncategorized/Ensalada de Durazno con Glaseado de Balsámico

Ensalada de Durazno con Glaseado de Balsámico

Siempre he pensado que las ensaladas son una comida subestimada y que se pierden bajo un mar de aderezo. Pero las cosas no tienen que ser así…

Ensalada de durazno con glaseado de balsámico

Aquí los duraznos dan una explosión de sabor que combinada con la dulzura de las cebollas caramelizadas saca a la arúgula de su típica dimensión amarga.

cebolla morada picada, duraznos y arugula #salud #gourmet

Y al rociarlo todo con el deleitable glaseado de balsámico me acuerdo que en una buena ensalada el aderezo no debe abrumar los demás componentes sino simplemente dejarlos lucir.

Cebolla caramelizada con vinagre balsámico

Cuando al fin me senté a disfrutarla me sentí transportada a un restaurante de 5 estrellas.

Glaseado de balsámico para ensalada de durazno #gourmet #saludable

Duraznos asados para acompañar una rica y saludable ensalada con glaseado de balsámico #Breana'stoast

¡Qué bonito es poder transformar unos pocos ingredientes ordinarios y así crear algo extraordinario!
(Y no es por nada pero acompañada con nuestro Pan Plano quedó perfecta)

Ensalada de durazno con glaseado de balsámico con Pan Plano de #Breana'sToast

Esta ensalada de durazno con glaseado de balsámico es vegetariana, saludable y muy gourmetosa. Tiempo de preparación es de aprox. 30min.

Cocina: vegetariana
Porción: para 2
Autor: Breana’s Toast

Ingredientes:

Para la cebolla caramelizada: 
1 cebolla roja chica, en rebanadas delgadas a 5mm
1 cda aceite de olivo
2 cdta de vinagre balsámico (opcional)
Para el glaseado de balsámico: 
1/4 de taza vinagre balsámico
1 cda de azúcar moreno
Para los duraznos: 
3 duraznos o nectarinas, partidos a la mitad, deshuesados
1/2 cda aceite de olivo
Para lo de más: 
3 tazas de arúgula
queso de cabra

Instrucciones: 

1.Para hacer las cebollas caramelizadas, calienta un sartén a temperatura baja. Pon aceite de oliva y rebanadas delgadas de cebolla y deja cocinar lentamente, moviendo occasionalmente por 20min. Entre más tiempo las dejes, obtienen mejor sabor pero si tienes prisa, déjalas menos tiempo y no pasa nada. Cuando las cebollas se hagan cafesosas, agrega el vinagre balsámico y deja cocinar por un poco más. Retira del fuego.

2. Para hacer el glaseado de balsámico, combina el vinagre balsámico y el azúcar morena en un sartén pequeño a fuego medio. Cuando esté a punto de hervir, baja a fuego lento y permite que la mezcla se reduzca a la mitad (aprox 8min). Retira del fuego.

3. Para asar los duraznos o nectarinas, calienta un sartén a fuego medio. Cepilla ligeramente las mitades con aceite de oliva, luego colócalas en el sartén con la parte del corte hacia abajo y déjalas chisporrotear hasta que se doren a tu gusto. Hacer esto solo me llevó unos minutos. Pon a un lado.

4.¡Por fin, a montar la ensalada! Lo puedes hacer a tu manera pero yo primero puse la arúgula, luego los duraznos y las cebollas caramelizadas. Al final desmenucé el queso de cabra y agregué el glaseado de balsámico.

Receta adaptada de: tworedbowls

Notas/observaciones:

Cuando el glaseado de balsamico se enfria por completo se endurece. Recomiendo ponerlo en un recipiente de vidrio antes de que se enfríe para que lo puedas poner a baño maria si al rato lo quieres volver a usar.

Si te sobra glaseado de balsámico también lo puedes rociar sobre helado de vainilla 🙂

 

Leave A Comment